POLITICA MONETARIA DE BOLIVIA

LA NUEVA POLITICA MONETARIA DE BOLIVIA TIENE COMO OBJETIVO EL VALORIZAR AUN MAS EL USO DEL BOLIVIANO YA QUE SIN ESTE NO SE PODRIA TENER UNA POLITICA MONETARIA ESTABLE COMO AHORA LO TENEMOS, AUNQUE ESTA POLITICA SIGUE MUCHOS LINEAMIENTOS PASADOS LO QUE SE PRETENDE ES FORTALECER LOS PROCESOS MACROECONOMICOS DEL PAIS.

viernes, 26 de octubre de 2012

POLITICA MONETARIA 2005-2011




POLÍTICA MONETARIA en Bolivia
2005-2011




TABLA DE CONTENIDO
PRESENTACIÓN

  1. Introducción

  1. Justificación del trabajo de investigación

  1. Delimitaciones

  1. Objetivos de la investigación

s  objetivo general

s  objetivos específicos

  1. Metodología

  1. Recopilación de información

  1. Marco teórico

s  Política monetaria
s  Objetivos de la política monetaria
s  Instrumentos de la política monetaria

  1. Desarrollo de la investigación

s  La política monetaria en Bolivia

s  Identificación del Modelo Económico
§  Características de Modelo Nacional Productivo “Estado Plurinacional”

s  Planteamientos teóricos–económicos (respaldan el trabajo investigación)

s  Análisis de la política monetaria periodo 2005 – 2011

  1. Conclusiones
s  Evaluación de resultados

  1. Bibliografía
POLÍTICA MONETARIA
2005-2011
PRESENTACIÓN
En Bolivia la política monetaria ha experimentado cambios importantes durante las últimas décadas y particularmente a partir de la promulgación de la ley Nº 1670 “Ley del Banco Central de Bolivia” ya que dota al ente emisor de un marco normativo institucional con objetivos e instrumentos claramente definidos.
En tal sentido, el presente trabajo de investigación evalúa la Política Monetaria de Bolivia realizada por el Banco Central durante el periodo 2005 – 2011 a partir de las metas y objetivos predefinidos por la autoridad monetaria y el cumplimento de las mismas.
  1. INTRODUCCIÓN
La Política Económica es sin duda el mecanismo como el Estado puede, a través de sus instrumentos, generar efectos de corto plazo sobre el comportamiento de los agentes económicos y a través de ellos en las distintas variables macroeconómicas de forma de alterar el curso de la actividad económica de un país. La mayor parte de los bancos centrales han orientado la práctica de la política monetaria a la mantención de precios estables y predecibles en el tiempo. Por otra parte, se puede evidenciar que muchos de ellos han aumentado su grado de transparencia hacia el público reflejado en acciones coherentes y consistentes con una política de mediano plazo la misma que ha influido positivamente en el resto de los agentes económicos.
En el caso particular de Bolivia, se puede diferenciar dos etapas del accionar de las políticas monetarias, posterior a los shocks traumáticos de los ochenta que causó el fenómeno hiperinflacionario.
La primera que abarcaría el periodo ex - post a los ajustes estructurales donde el principal objetivo del Banco Central de Bolivia fue el control de la inflación y su posterior reducción a solo un dígito. No obstante, es un periodo donde la confianza del público a la moneda nacional, y por así decirlo hacia la autoridad monetaria, no fue recuperada completamente el mismo que se evidenció claramente a través de la dolarización del sistema financiero.
La segunda etapa comienza a partir de la promulgación de la Ley del Banco Central de Bolivia, que fortalece las bases institucionales de la política monetaria boliviana al definir un marco normativo que dote de instrumentos y objetivos claramente identificados, los cuales marcarían a partir de la fecha las bases para la formulación de la política económica por el Banco Central de Bolivia. 
La finalidad de nuestro trabajo de investigación es el de evaluar la política monetaria en el periodo 2005 – 2011. Con el objetivo de medir su alcance, su orientación, grado de efectividad y cumplimiento en base a los objetivos trazados por la autoridad monetaria.

  1. JUSTIFICACIÓN DEL TRABAJO DE INVESTIGACIÓN
El motivo que impulsó la investigación y realización del presente trabajo se basa en reconocer la importancia que tiene la autoridad monetaria de nuestro país, es decir el Banco Central de Bolivia, en cuanto a la estabilización de precios y la preservación del poder de la moneda nacional. Por otra parte, conocer de manera amplia cual es el verdadero alcance que tiene la política monetaria en Bolivia dado el conjunto de condiciones que existen.
  1. DELIMITACIONES
3.1 DELIMITACIÓN DEL TEMA DE INVESTIGACIÓN
El campo de estudio que abarca el presente trabajo de investigación estará enmarcado en el ámbito monetario.
3.2. DELIMITACIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL
La evaluación de la política monetaria estará enmarcada en el conjunto de medidas que fueron realizadas por el BCB, entidad del Estado responsable y autorizada de la administración de la moneda nacional.
3.3. DELIMITACIÓN TEMPORAL
El presente trabajo de investigación considera un periodo de cinco años que comprende desde 2005 al 2011. Este periodo de tiempo comprende la evolución y desempeño que ha tenido la política monetaria en esos años tomando en cuenta que el Banco Central de Bolivia otorga un marco institucional y jurídico para el accionar de su política monetaria.
  1. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN
14.1.     OBJETIVO GENERAL
El presente trabajo de investigación tiene el objetivo de evaluar el desempeño y la efectividad de la política monetaria aplicada por la autoridad monetaria responsable, Banco Central de Bolivia, durante el periodo 2005 – 2010.
14.2.     OBJETIVOS ESPECÍFICOS
s  Describir el modelo económico actual del país, puesto que abarca los años de estudio de la investigación.

s  Describir los planteamientos teóricos de los economistas J.M.Keynes y Milton Friedman; respecto a la política económica.

s  Describir y analizar el desempeño de la política monetaria durante el periodo 2005 -2011.

s  Analizar el grado de complementariedad entre los objetivos de estabilidad y los objetivos de crecimiento económico. Ver hasta que punto el BCB ha contribuido a los objetivos de crecimiento económico.

  1. METODOLOGÍA
La metodología utilizada en el trabajo de investigación es el método descriptivo que se utilizó para recolección de datos, organizar, resumir, analizar y generalizar los resultados de todo lo observado. Implica la recolección sistemática de datos para tener una idea clara de una determinada situación.
  1. RECOPILACIÓN DE INFORMACIÓN
La recopilación de información se la realiza en el Banco Central de Bolivia como fuente principal y también se utilizó datos del Instituto Nacional de Estadística INE, Fundación Milenio como fuente secundaria.
  1. MARCO TEÓRICO
POLÍTICA MONETARIA
La política monetaria son las decisiones que toma la autoridad monetaria ( en el caso de nuestro país, el Banco Central de Bolivia) en relación con el control de la oferta monetaria, la mayor parte de los bancos centrales han orientado la práctica de la política monetaria a la mantención de precios estables y predecibles en el tiempo. La política monetaria puede ser expansiva o, por el contrario, contractiva.

Cuando el Banco Central lleva a cabo una política monetaria expansiva, se produce un incremento de la oferta monetaria. Este tipo de políticas producen, además, un efecto expansivo sobre el nivel de producción y empleo, ya que, provocaran una disminución del tipo de interés del mercado favoreciendo la inversión privada y consecuentemente el nivel de producción y empleo. Del mismo modo, cuando el Banco Central lleva a cabo una política monetaria contractiva, se produce una disminución de la oferta monetaria, produciendo, en este caso, un aumento del tipo de interés, lo que representa que reduce la inversión privada y por tanto el nivel de producción y empleo.

s  Objetivos de la política monetaria.
La política monetaria requiere el estabelecimiento de un objetivo u objetivos a ser alcanzados de manera que la autoridad monetaria defina los instrumentos más adecuados para su ejecución. Se ha identificado como los objetivos más importantes de la Política económica en el nivel de empleo, crecimiento económico, estabilidad de precios, estabilidad de tasa de interés, estabilidad del mercado financiero, estabilidad de tipos de cambio.
A partir de la década de los noventa la mayor parte de los bancos centrales han contribuido en que el objetivo fundamental de la política monetaria es la estabilidad de precios. La política monetaria actúa a través de metas intermedias como agregados monetarios.
s  Instrumentos de la política monetaria
En el caso específico de la política monetaria será aquella relacionada con la utilización de instrumentos monetarios a fin de alcanzar los objetivos de la política económica que el gobierno haya establecido. Los instrumentos de política monetaria son herramientas con que cuenta la autoridad monetaria para modificar las condiciones financieras. Los instrumentos de política monetaria a utilizar dependerá de las condiciones institucionales, estructurales y técnicas que permitan regular los desequilibrios monetarios, es decir de las facilidades o limitaciones que tenga la autoridad monetaria para el mejor control de sus instrumentos y de ellos hacia los objetivos.  
En una economía de mercado los bancos centrales que buscan la estabilidad de precios, controlar la inflación, por lo que tratan de hacerlo afectando tasas de interés o la cantidad de dinero y crédito en la economía. Gran parte de los bancos centrales han desarrollado y perfeccionado instrumentos monetarios, que operan a través del control que ejerce el banco central sobre el volumen de la oferta de dinero o sobre las tasas de interés.
Estos instrumentos son básicamente tres: las operaciones de mercado abierto, el encaje legal, y los servicios permanentes
ü  Operaciones de mercado abierto (OMA´S)
Son un instrumento monetario muy flexible que permite regular la liquidez en el sistema financiero y las tasas de interés de corto plazo. Pueden efectuarse tanto en el mercado primario (emisión de títulos públicos, compra y venta de activos financieros, por parte del Banco Central a los bancos comerciales) como en los mercados secundarios (operaciones de reporto, swaps de divisas).
En cualquiera de las operaciones de mercado abierto, la autoridad monetaria puede ofrecer inyectar o retirar determinada cantidad de liquidez y permitir a los bancos competir por la tasa de interés; o bien establecer la tasa de interés y dejar que los bancos definan el volumen. En ambos casos, el banco central puede establecer límites, por ejemplo, un nivel mínimo de tasa de interés si inyecta liquidez o máximo si la retira. En la práctica, cuando los bancos centrales proporcionan fondos al sistema bancario, generalmente fijan un objetivo de precio.
ü  Encaje legal
Constituye un porcentaje de los depósitos u obligaciones que los bancos deben mantener como reserva en el banco central. Dentro de la política monetaria el encaje legal cumple funciones de corto y largo plazo. En el corto plazo puede evitar la excesiva volatilidad de las tasas de interés del mercado monetario e interbancario, ya que permite a los bancos utilizar sus saldos de efectivo en el banco central sobre una base diaria, siempre que su nivel promedio durante el periodo de encaje sea al menos igual al encaje requerido.
Asimismo, los cambios en el nivel del encaje requerido pueden ser utilizados para afectar el monto de reservas disponibles de los bancos y  las tasas de interés de corto plazo. Para la política monetaria de largo plazo el encaje legal es un instrumento para influir en el spread de tasas de interés bancarias, en la cantidad de créditos y depósitos, así como en su composición por monedas en economías dolarizadas. El encaje legal es un impuesto implícito a la intermediación financiera y su variación debería modificar el spread bancario.
ü  Servicios permanentes
Son generalmente un mecanismo para ofrecer liquidez inmediata y están estructurados normalmente de modo de desalentar su utilización frecuente.
Generalmente tienen una tasa de interés penalizada (no existe licitación por tasa), la cual representa el tope máximo en las tasas del mercado monetario, superando, por tanto, a la tasa de intervención del banco central.
Es importante que la tasa de interés ofrecida para un servicio permanente de depósito (crédito) esté lo suficientemente por debajo (encima) de la tasa de mercado como para desalentar toda tentativa de los bancos de verla como una alternativa al mercado interbancario.
  1. DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN
v  LA POLÍTICA MONETARIA EN BOLIVIA
La política monetaria en Bolivia ha ido cambiando en las últimas décadas en función a la orientación que los gobiernos de turno del país  quisieron darle a causa de factores económicos propios de cada época.
Con la promulgación de la Ley 1670 en octubre de 1995, la autoridad monetaria adquiere en definitiva un rol importante, una independencia considerable con respecto  a las decisiones gubernamentales que antes limitaban su accionar, a tiempo de definir claramente su objetivo de política así como de dotar de instrumentos necesarios para la elaboración de una política monetaria adecuada. 
Mecanismo de transmisión de la política monetaria

La autoridad monetaria busca controlar la evolución del CIN por efecto que tiene en las variaciones de la emisión y de las reservas internas. La reducción excesiva de éstas últimas origina presione sobre el tipo de cambio y una importante expansión de la emisión genera presiones inflacionarias. El punto central del análisis monetario es justamente atribuir al comportamiento del crédito interno neto CIN el origen de la evolución de las reservas internacionales netas RIN y de la emisión. La evolución del CIN debe estar acorde con las metas de las reservas internacionales y de inflación que se establezcan.

Cuando el BCB percibe que existen presiones inflacionarias, contrae el CIN mediante sus instrumentos, principalmente OMA´S, lo cual determina la caída de la oferta monetaria. La contracción de la oferta monetaria produce un ajuste en la Demanda agregada y repercute en el nivel de precios. Así mismo una contracción del CIN, que se traduce en una menor demanda de moneda extranjera, elimina las presiones sobre el tipo de cambio y en última instancia sobre los precios.
Autoridad monetaria de Bolivia.
El Banco Central de Bolivia (BCB), como principal autoridad monetaria, orienta sus políticas a preservar el poder adquisitivo interno de la moneda nacional con el fin de contribuir al desarrollo económico y social del país. En este marco, ha establecido su objetivo en términos de mantener una inflación baja y estable. El BCB instrumenta la política monetaria a través de un esquema de metas intermedias de cantidad que se incorporan en un programa monetario aprobado por su directorio a principios de cada gestión.  El programa monetario refleja las políticas específicas del BCB orientadas al cumplimiento del objetivo asignado por la Ley 1670, de octubre de 1995, de mantener una inflación baja y estable.
v  IDENTIFICACIÓN DEL MODELO ECONÓMICO

El desempeño económico en el país ha estado fuertemente marcado por los cambios políticos que han provocado, en algunos casos, virajes significativos de las políticas económicas y de desarrollo. Dos modalidades sobresalen en el periodo: primero, la de la democracia pactada combinada con una economía de mercado; y, segundo, la del empoderamiento de los movimientos sociales en conjunción con una economía con impulso estatal.

Un cambio importante de la economía y sociedad boliviana de las últimas dos décadas ha sido el de la descentralización, que desplaza recursos y competencias desde el gobierno central hacia los gobiernos subnacionales, especialmente gobernaciones (exprefecturas) y municipalidades. Esta nueva configuración territorial del Estado boliviano plantea importantes desafíos para el desarrollo nacional y para la economía fiscal. La Estructura económica del país está dividida por tres grandes periodos, pues se estudia la vida económica de Bolivia por ciclos, por largos periodos que pueden durar 20 ó 30 años.

Desde el año 1952 han ocurrido muchos cambios, gobiernos populistas, gobiernos neoliberales,  hasta llegar a un gobierno que parece ser nacional productivo.

Bolivia entró al siglo XX con el liberalismo, cuando se privatizaron los ferrocarriles. Las minas de estaño y de plata estaban en manos privadas, se acaparó tierras que quedaron en manos de hacendados, ese ciclo económico de principios de siglo, empezó en 1902 ó 1903, tuvo su apogeo entre los años 20 y 30, y comenzó a declinar después de la guerra del chaco, cuando surgió una generación patriota que cuestionó que haya una matanza entre bolivianos y paraguayos para que la riqueza del petróleo y el gas no sea de Bolivia sino de extranjeros. Este declive del liberalismo económico fue muy parecido al que ocurrió hace diez años.

Posteriormente vino la revolución del año 1952. La revolución del 52 marca el inicio de una nueva etapa económica en el país a la que se llama Estatismo Nacionalista; nacionalizó las minas, distribuyo las tierras entre campesinos y creo empresas de estado. El nacionalismo revolucionario duró del año 1952 hasta 1985, estamos hablando de 33 años. Cuando el gobierno de García Meza entra en declive, viene la Unidad Democrática Popular (UDP) y con ella, el periodo de descenso de esta etapa nacionalista estatista para después dar lugar a la época del neoliberalismo, cuando en 1986 se firma el Decreto 21060. Con él, se inicia el periodo del neoliberalismo que privatizó las empresas del estado, concentró la riqueza en pocas manos y le dio a la empresa extranjera el liderazgo de la economía.

Luego, este periodo entró en crisis a partir del año 2000 con las sublevaciones del pueblo indígena popular, obrero y clase media y después, en el año 2003 (gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada) el levantamiento contra el impuestazo dio lugar al inicio del cierre del ciclo.

Finalmente, en el año 2006 se inicia un nuevo ciclo económico y esto nace con el gobierno de Evo Morales Ayma.

El siguiente cuadro nos permite ubicar en perspectiva histórica cómo se mueve la economía y que tiene que ver con fuerzas centrifugas y fuerzas centrípetas, con fuerzas de cohesión interna y de vinculación externa y los momentos de transición.
Fuente: Clases de Política Económica, Trabajo de Investigación – Lic. José Pantoja Vacaflor

s  Características del Modelo Nacional Productivo:

Con el gobierno del Movimiento al Socialismo, presidido por Evo Morales, se produce un sustantivo vuelco en las políticas de desarrollo. Como parte del nuevo modelo, el Estado vuelve a intervenir con fuerza en la economía y regresa el nacionalismo de los recursos naturales. El Plan Nacional de Desarrollo (PND) del 2006 y, sobre todo, la Nueva Constitución Política del Estado (NCPE) son los documentos que mejor delinean los contornos del nuevo modelo.

Se subrayan los aspectos más destacables del nuevo modelo, como la pluralidad y el pluralismo. El modelo económico será plural y estará constituido por cuatro formas de organización económica interrelacionados: comunitaria, estatal, privada y social cooperativa. El Estado vuelve a ejercer la dirección integral del desarrollo económico y participa directamente en toda la cadena productiva de los sectores estratégicos y aún más allá de esos sectores. Se reconoce, empero, la iniciativa privada. Las fronteras de las organizaciones de la economía plural son fluidas. El concepto mismo de economía plural estaría por definirse. Por otra parte, las economías comunitarias, que se rigen con una lógica solidaria, contrapuesta a la lógica mercantil, están confinadas a espacios geográficos muy reducidos. En los hechos, la mayor parte de las empresas y de las actividades económicas del país están insertas en economías de mercado, bajo modalidades capitalistas o precapitalistas.

Con el cambio de modelo, el gobierno de Evo Morales ha aplicado una serie de medidas que han revertido las reformas estructurales de la década de los noventa, destacándose entre ellas la (re)nacionalización de varias empresas que habían sido privatizadas, la contrareforma de la reforma de pensiones y la creación de pequeñas empresas estatales en el sector manufacturero.

La aplicación del nuevo modelo se ha visto favorecida por la evolución muy favorable de los precios de las materias primas de exportación de Bolivia. La bonanza del comercio exterior ha repercutido internamente, produciendo una expansión del consumo así como de los depósitos y créditos bancarios, lo que se ha traducido en un auge de la construcción.

Las políticas en curso llevan apenas seis años y es demasiado temprano para juzgar los impactos que tendrán en el crecimiento de largo plazo. No parecen, sin embargo, contribuir a una transformación productiva ni a la diversificación de las exportaciones.
v  PLANTEAMIENTOS TEÓRICO - ECONÓMICOS
Ø  John Maynard Keynes
En los años en que la Teoría General de John Maynard Keynes ve la luz, el sistema capitalista vivía una época bastante compleja y de profundas transformaciones. Las crisis de superproducción habían emergido como el principal peligro de la economía capitalista, el Imperialismo se consolidaba como la nueva fase de desarrollo y se desplegaba la internacionalización de las relaciones económicas. La Unión Soviética mostraba un modelo de vida económica alternativo al Capitalismo y esto incidía en los movimientos políticos de los países occidentales. El sistema capital mostraba altas tasas de desocupación, inflación y un evidente debilitamiento político. Keynes toma conciencia del momento crítico y diseña una teoría que serviría a resolver, o al menos tratar de atenuar, los males más acuciantes del Capitalismo de su época. Quizás la ya casi establecida fusión Monopolios – Estado conocida como Capitalismo Monopolista de Estado, haya dado a Keynes la posibilidad material de crear no solo una concepción teórica acorde con el momento, sino también una guía programática a ser implementada por el Estado en forma de Política Económica influyente sobre el mecanismo económico.
El Papel del Estado: Al considerar que el mecanismo económico por si solo tiende a situaciones de desequilibrio y básicamente de desocupación, Keynes atribuye una gran importancia al Estado como especie de fuerza externa que regula dicho mecanismo económico. El papel asignado al Estado en los asuntos económicos es eminentemente activo. En el modelaje teórico Keynesiano el Estado es el centro de las políticas macroeconómicas.

A nivel macroeconómico existen 4 instrumentos esenciales de política económica: Política Fiscal, Política Monetaria, Política de Rentas y Políticas asociadas al Sector Externo de la Economía. Las principales son las dos primeras. En la lógica keynesiana encontramos una asimilación de las dos primeras, y en especial de la Política Fiscal.
Según Keynes el principal problema de la economía capitalista es la tendencia a la Superproducción y la desocupación. Esto ocurre porque no hay suficiente demanda efectiva, ante esto es necesario inflar dicha demanda. A falta de otros estímulos, el paso inicial se le deja al Estado quien tiene la misión de llenar la brecha abierta entre la Oferta Total y la Demanda Total. A las inversiones del Estado en la Economía se le llama Gasto Publico. Este Gasto Publico es tratado por Keynes en dos sentidos.
Por una parte lo que importa de él es su monto y no su destino, es decir, lo que importa es que sea capaz de cerrar la brecha de superproducción, a dónde se envíen dichos gastos no interesa mucho, además, el propio Keynes decía que si era destinado a gastos improductivos mucho mejor. Por otra parte, este gasto no podía ser una simple redistribución del gasto ya existente, sino un gasto neto, por lo tanto, no podía ser cubierto por impuestos.
La línea era incurrir en un alto gasto público con bajos impuestos, lo que se traduce en déficit fiscal, para que así se inyectara más dinero a la economía que el que se extraía de ella. Así se lograba aumentar el Gasto Publico y con ello la demanda efectiva. Mas tarde, según Keynes, se incrementarían los ingresos y la ocupación.
El riesgo de tal política era la inflación. Un déficit no cubierto en la balanza fiscal provocaba inflación. La Política Monetaria también estaba en función del Pleno Empleo y de la Política anti cíclica. Se necesitaba que el Banco Central lograra ampliar su oferta monetaria para así reducir la tasa de interés. Una baja tasa de interés supondría un abaratamiento de las inversiones productivas, y un desestimulo a la actividad financiera especulativa.
El excedente de oferta monetaria también disminuiría el salario real, una de las condiciones básicas de ampliar el empleo desde la óptica keynesiana. Por supuesto se trata acá de un modelo bien simplificado, pero por lo que hemos explicado se puede constatar el amplio y central papel que en la concepción Keynesiana juega el Estado. Otras características económicas como el manejo del Sistema Financiero Internacional, la Balanza Comercial y el potenciamiento del Mercado Interno hacen del Estado Keynesiano un elemento fundamental del mecanismo de reproducción de la economía capitalista en su conjunto.
Teoría de la inflación: Keynes perteneció a aquellos economistas occidentales que vieron en la inflación una de las tendencias mas evidentes del propio desarrollo de la economía capitalista en su progresión histórica. Según el economista el proceso inflacionario fuera de control provoca procesos que desgastan la base de las relaciones capitalistas. Keynes veía la causa más importante de la inflación en la eterna Lo mas frecuente en estas*insuficiencia de dinero en el Tesoro Público. Condiciones es que el gobierno trate de cubrir el déficit recurriendo a un impuesto inflacionario disimulado”. Por eso en los años veinte, Keynes se manifestó contra el aumento desmedido de los gastos gubernamentales.
Ø  Milton Friedman
Sin Milton Friedman y su obra teórica sería imposible hablar del Neoliberalismo que en las últimas décadas ha terminado por imponerse como el modelo económico adoptado por el capital en su fase de desarrollo trasnacional. En realidad, aún en los años de posguerra en que el Keynesianismo se aplicaba como política económica oficial y que sus concepciones teóricas eran alabadas, Friedman y un grupo de otros economistas y científicos sociales combatían duramente el credo y la práctica keynesiana.
Podemos afirmar que los monetaristas y demás economistas neoclásicos aún cuando no ostentaban el predominio de la academia y la política, se dedicaron a fundamentar sus tesis principales acerca del supuesto automatismo del mercado y su perfecta armonía intrínseca, acerca de cuál era el verdadero papel económico del Estado en la economía capitalista, acerca, sobre todo de la inflación y temas asociados como el crecimiento económico y la ocupación.
Así, el pensamiento de Friedman fue fraguándose en medio de un predominio keynesiano que, objetivamente se iría agotando. Para la década de los setenta el modelo keynesiano caía en crisis (o se daba una crisis estructural del sistema si queremos ir a la verdadera esencia de los cambios de modelo de acumulación del capital en la contemporaneidad) que se evidenciaba de maneras apropiadas y convenientes para la aprobación de las ya proclamadas y enunciadas tesis centrales de Friedman.
Floreció un desempleo asociado a niveles elevados de inflación, desapareció el crecimiento económico, cayeron los ritmos de la tasa de ganancia, etc. En definitiva, estos cambios económicos acompañados de importantes sucesos de orden sociopolíticos dieron a Friedman y los Monetaristas la oportunidad necesaria para llevar a la práctica sus puntos de vistas teóricos e ideológicos.
El Papel del Estado: M. Friedman “En una sociedad cuyos participantes deseen alcanzar el grado de libertad más alto posible para elegir como individuos, como familias, como miembros de grupos voluntarios, como ciudadanos de un Estado organizado, ¿Qué papel debe asignarse al gobierno?
Esta es su respuesta: “En primer lugar la protección de los individuos de una sociedad de la violencia, tanto si viene del exterior como si procede de los demás ciudadanos, a menos que exista esta protección, no somos realmente libres de elegir. El segundo deber público va mas allá de la simple función policíaca de proteger al pueblo frente a la coacción física, implica una exacta administración de justicia. Tercera, la obligación de realizar y conservar determinadas obras públicas y determinadas instituciones publicas, cuya realización y mantenimiento no pueden ser nunca de interés para un individuo particular o para un pequeño numero de individuos, porque el beneficio de las mismas no podría nunca rembolsar de su gasto a ningún individuo particular o a ningún pequeño grupo de individuos. Un cuarto deber del gobierno es el de proteger a los miembros de la comunidad que no se pueden considerar como individuos responsables” Esta consideración de Friedman acerca del papel que debe jugar el Estado la extrae casi íntegramente de la propia consideración de Adam Smith expuesta en La Riqueza de las Naciones en 1776.
Está claro que, al nivel más general, en la concepción neoliberal el Estado debe actuar como árbitro, y no como jugador. Detrás de todo esto ha habido grandes intereses hegemónicos ocultos que no queremos pasar a discutir acá. Desde el punto de vista macroeconómico qué papel se le asigna al Estado. Obviamente los monetaristas hacen énfasis en la política monetaria. Como según ellos el mal mayor de la economía capitalista es la inflación, y esta es causada por el exceso de oferta monetaria, el gasto público deficitario…, pues la solución está en la readecuación de estos elementos. Friedman propone que el Banco Central ajuste su oferta monetaria a las variaciones en el crecimiento de la economía real, limitando así a largo plazo los problemas inflacionarios.
El Gasto Publico Deficitario debe desaparecer, y esto más que un acto técnico económico, es un ataque a nivel socioeconómico, pues los gastos señalados para desaparecer no son otros que los gastos macrosociales. Esta es, en forma muy reducida, el papel económico que le asignan los neoliberales monetaristas al Estado.
Teoría de la Inflación: El problema de la inflación es central para los economistas monetaristas. Para ellos la inflación es el enemigo público número uno del Capitalismo. Sin embargo, en su teoría la inflación no es resultado del propio mecanismo económico, sino de la mala política económica aplicada por el Estado. Consideran que la inflación prolongada siempre y en todo lugar es un fenómeno puramente monetario. Según Friedman “La inflación, siempre y en todas partes fue un fenómeno monetario. Puede producirse solamente cuando la cantidad de dinero aumenta más rápidamente que la cantidad de la producción fabril”.  En esta concepción, la reacción alcista de los precios comprueba la desmedida ampliación de la demanda monetaria agregada. Por eso la causa directa del desarrollo de la inflación, su única fuente debe ser siempre la oferta excesiva de dinero. Desde el punto de vista de un partidario del monetarismo, el aumento de los precios es provocado en definitiva por una política monetaria – crediticia expansionista y de esto es culpable ante todo la dirección del Banco Emisor.
v  ANÁLISIS DE LA POLÍTICA MONETARIA PERIODO 2005 – 2011
Antes de entrar en materia monetaria, es necesario realizar un análisis previo acerca del comportamiento de la economía reflejado en el PIB, así también analizar la tendencia de la tasa de inflación. Todo correspondiente al periodo en cuestión (2005-2011). Este análisis tendrá el fin de que una vez estudiado el ámbito monetario se pueda realizar comparaciones entre el crecimiento de la oferta monetaria y el crecimiento del PIB más tasa de inflación.
PRODUCTO INTERNO BRUTO
2005
La actividad económica creció 4,1%, impulsada por el sector de hidrocarburos y por la minería. Las ventas de gas a Argentina y Brasil continuaron siendo importantes y los altos precios de los metales en los mercados internacionales contribuyeron al dinamismo y a la mayor inversión en el sector minero.

2006
El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) alcanzó 4,7%, manteniendo la tendencia observada desde años anteriores. Los principales factores que explican este crecimiento serían el mayor ingreso real del sector exportador, principalmente en la minería; el crecimiento observado en los sectores intensivos en empleo.

2007
A pesar de los efectos del fenómeno El Niño en el sector agrícola, el crecimiento económico de 2007 alcanzó 4,5%. La demanda interna fue el principal factor de crecimiento económico, impulsada por el consumo privado y la inversión pública. La demanda externa tuvo una incidencia negativa por la mayor importación de bienes intermedios y de capital.

2008
El crecimiento de producto interno bruto estuvo apuntalado tanto por la demanda interna como por la dinámica del sector extractivo, la tasa alcanzada en este periodo es del 6.8%, superior en 1.6% a la registrada en el 2007.

2009
El Producto Interno Bruto (PIB), presentó una variación anual de 3,4%, la mayor entre los países de América del Sur. El desempeño de la demanda interna y de las actividades no extractivas fue importante para este resultado. Por el lado del gasto, la demanda interna siguió siendo el principal factor de expansión económica, en virtud a la importancia del consumo privado.

2010
En 2010 el Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa de 4,1%, señalando un repunte de 0,8pp respecto a la de 2009 (3,4%), en un entorno de paulatina recuperación de la economía mundial.  En esta dinámica, fueron importantes algunos factores tanto de demanda como de oferta agregadas.

2011
En 2011 el sector real de la economía boliviana mostró un buen desempeño, con una tasa del PIB de 5,2%. Este comportamiento ocurrió en un contexto caracterizado por la adopción de un modelo de desarrollo basado en la intervención estatal, en el que la demanda interna tuvo una mayor contribución a través del dinamismo de la inversión y el mercado interno.
GRÁFICO:                                           CRECIMIENTO DEL PIB REAL 2001 – 2011
Fuente: Banco Central de Bolivia
TASA DE INFLACIÓN
2005
La tasa de inflación cerró el año en 4,91%. En el resultado influyó de forma importante la elevación de los precios internos de los hidrocarburos. También fueron importantes los efectos del desabastecimiento causado por los conflictos sociales, que no se revirtieron plenamente. Para limitar la expansión de precios, el BCB utilizó de forma activa sus políticas monetaria y cambiaria.

2006
La tasa de inflación fue 4,95%, ligeramente superior a la observada en 2005 (4,91%). La inflación estuvo determinada principalmente por el incremento en los precios de algunos productos agrícolas debido al fenómeno de El Niño, se originaron desequilibrios en los mercados, cuyos precios se incrementaron significativamente. También por ajustes en la estructura de costos del sector de transporte, a partir de cambios en la legislación tributaria.

2007
La variación anual del Índice de Precios al Consumidor fue 11,7% en diciembre de 2007, nivel superior en 6,78 puntos porcentuales al de la gestión 2006 (4,95%). La inflación aumentó principalmente por factores de oferta como el fenómeno climático El Niño y el alza del precio internacional de la harina de trigo. El repunte de la inflación en el año estuvo asociado con el mayor ritmo de crecimiento en los precios del capítulo de alimentos y bebidas.

2008
La inflación alcanzó un 11.8%, fue similar a la registrada el 2007 (11.7%); pero el comportamiento fue distinto ya que hasta el primer semestre la inflación llegó a un 17.3% y posteriormente descendió en más de 5 puntos porcentuales, hasta llegar a 11.8%. tal comportamiento tiene relación con la inflación importada de productos alimenticios, pero también con factores internos como el desempeño de la producción y los efectos de las medidas de política económica aplicadas.

2009
La  inflación alcanzó la cifra de 0.3%. La evolución de los precios en 2009 muestra que las fuertes presiones inflacionarias de los años 2007-2008 desaparecieron y que Bolivia gradualmente ingresaría en una etapa de estabilidad de precios.
2010
La inflación alcanzó a 7,2%, El primer semestre estuvo caracterizado por la finalización del proceso de ajuste de la inflación, también fueron determinantes las bajas presiones de inflación importada, un adecuado desempeño del sector agropecuario y bajas expectativas de inflación. En el segundo semestre estuvo caracterizado por un contexto totalmente distinto al primero, que implicó la aceleración de la inflación de forma inesperada en cuanto a su magnitud.

2011
Al cierre de 2011 la inflación fue de 6,9%. Cerca del 60% de la inflación de 2011 se acumuló en el primer trimestre, existiendo una clara diferenciación en la dinámica de precios respecto al resto del año. La moderación y gradual descenso de la inflación entre abril y diciembre de 2011 respondió principalmente a tres factores: i) la mitigación de presiones inflacionarias externas; ii) la moderación de la inflación de alimentos como resultado de políticas gubernamentales para normalizar el abastecimiento del mercado interno; y iii) expectativas inflacionarias a la baja de la población.

GRÁFICO:                                            VARIACIÓN ACUMULADA PORCENTUAL DEL
        INDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR 2001 - 2011
Fuente: Banco Central de Bolivia

GESTIÓN MONETARIA
2005
En 2005 el buen desempeño del sector externo, así como los esfuerzos del Banco Central de Bolivia por bolivianizar la economía, generaron un incremento importante en las reservas internacionales del instituto emisor. Parte de esta expansión de las reservas internacionales, fue esterilizada con una contracción de los demás determinantes de la base monetaria (y mayor colocación de títulos de regulación monetaria), especialmente del crédito al sector público. Aun así la base monetaria y los demás agregados monetarios experimentaron incrementos significativos. Estos fueron absorbidos por la economía, debido a la mayor demanda de bolivianos, que se explica por el crecimiento económico, y por la mayor utilización de la unidad monetaria nacional en reemplazo de los dólares.

2006
El efecto de los significativos superávit en la balanza de pagos sobre las variables monetarias, es su expansión. Los exportadores cambian divisas por moneda nacional para hacer frente a los pagos que deben realizar internamente, razón por la cual la cantidad de dinero en la economía tiende a expandirse. Para evitar que este efecto presione a su vez sobre el nivel de precios, se debe controlar la expansión de la base monetaria. La contracción del crédito neto al sector publico, y en menor medida la emisión de letras de regulación monetaria, han servido para contrarrestar, aun cuando no totalmente, el crecimiento de la base monetaria que se genera con el aumento de las reservas internacionales. Dado el volumen de la acumulación de reservas, aun con los esfuerzos por controlar su impacto sobre el crecimiento de la base monetaria, esta creció notablemente. Sin embargo el nivel de la inflación se mantuvo bajo control porque el público acepto el mayor nivel e emisión.

2007
La política monetaria del BCB durante 2007 estuvo orientada al control de la liquidez a través de operaciones de mercado abierto (OMA), ajustes al encaje legal y medidas adicionales destinadas a regular la expansión de los medios de pago.
Las OMA tuvieron una mayor cobertura en términos de plazos y mercados, en especial la venta directa de valores al público y la ampliación del acceso a la subasta de valores públicos a entidades no bancarias. Se introdujeron modificaciones al encaje legal, se amplió su base de aplicación y se implementaron otras acciones de política, como el establecimiento de una comisión a las transferencias del exterior a fin de evitar la llegada de capitales especulativos que limiten el impacto de las OMA.

El BCB orienta la política monetaria fijando límites mínimos a la contracción (máximos a la expansión) del crédito interno neto del BCB (CIN) con el fin de que la oferta de medios de pago sea consistente con la demanda de dinero por parte del público. La contracción del CIN superó ampliamente a la meta del programa monetario y se logró principalmente por las acciones de la autoridad monetaria y, en menor medida, por la acumulación de depósitos del sector público.

Esta política neutralizó parcialmente el efecto sobre la emisión monetaria que habría implicado el fuerte incremento de las RIN, que en su mayor parte fueron cambiadas en el BCB por moneda nacional.

2008
Durante los primeros meses de 2008 la política monetaria estuvo orientada a controlar la expansión en los medios de pagos emergentes del incremento de las reservas internacionales, resultante del importante nivel de precios de las materias primas. Los principales instrumentos utilizados fueron: i) la colocación de instrumentos de regulación monetaria: las operaciones de mercado abierto, que duplicaron el saldo en títulos colocados por el BCB para política monetaria; ii) la apreciación del tipo de cambio, que pasó de Bs. 7.67 a Bs. 7.07 por dólar, y iii) el incremento del encaje adicional. Estos esfuerzos han tenido efectos no deseados importantes: el incremento en los pagos por rendimiento de los instrumentos del Banco Central que mantiene el público, y la apreciación del tipo de cambio real.

2009
El aspecto más sobresaliente de la política monetaria fue el cambio en la política de colocación de instrumentos de regulación monetaria. La colocación de estos instrumentos alcanzó niveles altos. Con el objetivo de contrarrestar el efecto de la acumulación de reservas internacionales sobre la  cantidad de dinero en la economía.  Este cambio permitió la reducción de las tasas de intermediación financiera para apuntalar la demanda agregada, en el contexto mundial de la crisis económica y financiera internacional.
Las políticas del BCB no sólo promovieron la estabilidad del poder adquisitivo del boliviano, sino que contribuyeron a apuntalar la demanda agregada, preservar la estabilidad financiera, promover la canalización de créditos e incrementar la utilización de la moneda nacional como medio de cambio, depósito de valor y unidad de cuenta. El  Programa Monetario siguió un orientación expansiva que se tradujo en incrementos significativos del Crédito Interno Neto (CIN) total y del CIN del BCB al SPNF y reducción acotada de las RIN.

2010
El aspecto más sobresaliente de la política monetaria el año 2010 fue el cambio en la orientación de la misma. La política cambió de expansiva a una orientación ligeramente contractiva. Este cambio fue la respuesta de la política monetaria ante las crecientes presiones inflacionarias que vivió el país durante los últimos meses.

2011
El eje de la política monetaria en el año 2011 ha sido reducir el estímulo monetario para contribuir al control de la inflación, que se manifestó con fuerza en los primeros meses del año, llegando a una tasa anual de inflación de 11,1 por ciento en marzo de 2011. Este repunte de la inflación se originó en el incremento de las expectativas resultantes del fallido intento de nivelar los precios de los combustibles en el mercado interno, y en el alza en los precios de los alimentos en los mercados internacionales. El principal instrumento que el BCB utilizó para esto fueron las operaciones de mercado abierto, con el objetivo de reducir el exceso de liquidez de la economía. En el manejo de estos instrumentos se ha reflejado la política de “bolivianización” de la economía, pues se han eliminando las operaciones en moneda extranjera, y se han reducido las operaciones en Unidades de Fomento a la Vivienda.

Por su parte la demanda de dinero ha continuado su crecimiento, reflejando el incremento en el ingreso del país, así como la profundización del uso de la moneda nacional para las transacciones. Aún cuando los agregados monetarios han crecido en 2011 más que el año 2010, las tasas de crecimiento han sido mucho más modestas que las experimentadas en los primeros años de la bonanza, lo que puede indicar que el proceso de “bolivianización” está llegando a un límite.

AGREGADOS MONETARIOS

2005
Continuaron con la tendencia de crecimiento que han seguido los últimos años. Este aumento se intensificó desde mediados de 2005. Todos los agregados, medidos en términos reales crecieron entre diciembre de 2004 y diciembre de 2005.

Dos factores determinaron este comportamiento, por una parte, el incremento del circulante en poder del público y, por otra, la recuperación de los depósitos en el sistema financiero después de seis años de caídas consecutivas. Las medidas para incentivar el uso de la moneda nacional produjeron un crecimiento más pronunciado de los agregados en MN. Se destaca también la disminución de los multiplicadores debido al incremento sustancial de las reservas bancarias.
Los agregados de mayor dinamismo fueron la emisión que creció en 37.5 %, y la base monetaria en 30.2%. los agregados mas globales tuvieron crecimientos modestos, pero no por ello menos importantes. En el caso del M1´ que creció en 16.8%

2006
Durante el 2006 continuó la tendencia de crecimiento de todos los agregados monetarios. El crecimiento de los agregados monetarios únicamente fue consistente desde el año anterior, su magnitud es apreciable.

2007
Los agregados monetarios en moneda nacional continuaron creciendo a un ritmo apreciable durante 2007.Este comportamiento es explicado principalmente por una mayor preferencia por circulante, originada por las mejores condiciones para mantener saldos reales en bolivianos y la mayor confianza del público en el sistema financiero, reflejada en el aumento de los depósitos en moneda nacional. Éste se asocia a su vez a la reducción gradual de la dolarización financiera en respuesta a  políticas del BCB como la apreciación de la moneda nacional respecto del dólar estadounidense, el diferencial cambiario entre los tipos de cambio de compra y venta, y la diferenciación del encaje legal a favor de la moneda nacional, lo que derivó en una recomposición del portafolio de inversiones financieras de los agentes privados desde activos en moneda extranjera hacia activos en bolivianos.

2008
Durante 2008 los agregados monetarios continuaron aumentando, aún cuando las tasas de crecimiento fueron significativamente menores respecto a las tasas de anteriores años, en el primer semestre fue impulsada por una fuerte demanda de moneda nacional en circulante y depósitos. En el segundo semestre aumentaron debido a la desaceleración del ritmo de crecimiento de la demanda por moneda nacional.

2009
Los agregados monetarios crecieron a tasas coherentes con los fundamentos de la demanda de dinero, las cuales fueron menores a las de 2008, comportamiento consistente con la evolución de la bolivianización. Es decir, la moderada acumulación de RIN por recomposición monetaria implicó bajas tasas de crecimiento de la emisión, las que fueron contrapesadas con la redención neta de títulos de regulación monetaria.

2010
Los agregados monetarios que incluyen moneda extranjera (M´1, M´2 y M´3) se desaceleraron cerrando la gestión con crecimientos acordes con la evolución de sus determinantes. Por su parte, los agregados en moneda nacional (M1, M2 y M3) registraron crecimientos superiores a los de la gestión anterior como resultado de una mayor preferencia del público por la moneda nacional.

GRÁFICO:                                           TASA DE CRECIMIENTO DE LOS AGREGADOS MONETARIOS

Fuente: Datos del BCB
Los agregados monetarios más amplios, que también habían crecido a elevadas tasas en los anteriores años, han moderado su tasa de crecimiento más recientemente.
OFERTA MONETARIA

Para el análisis tomaremos en cuenta el agregado monetario en moneda nacional (M1), que será en este caso la oferta monetaria. En efecto, el medio de pago M1, que incluye al circulante más depósitos a la vista en MN.

2005
En efecto, el medio de pago M1, que incluye al circulante más depósitos a la vista en MN, registró una tasa de crecimiento real de 45%.
Este comportamiento refleja la preferencia del público por circulante y por depósitos en moneda nacional. Este comportamiento es un reflejo de la orientación de las políticas implementadas hacia una mayor remonetización de la economía.

2006
Los medios de pago más líquidos (M1 y M2) y el agregado monetario más amplio (M3) registraron incrementos reales interanuales importantes  Los agregados monetarios que incluyen depósitos en moneda nacional y en dólares estadounidenses registraron menor dinamismo. De esta manera, el incremento de la oferta monetaria en 44.7%, reflejó la remonetización de la economía, derivada en gran medida de las condiciones más atractivas para el uso y ahorro de activos en moneda nacional.
FACTORES DE EXPANSIÓN Y CONTRACCIÓN
2007
Con el objetivo de reducir la dolarización del sistema financiero, mejorar la efectividad de la política monetaria y fortalecer su papel de prestamista de última instancia, desde mediados de 2005 el BCB dispuso diferentes medidas tendentes a incentivar el uso de la moneda nacional.

Estas medidas dieron lugar a un proceso de sustitución monetaria con crecimientos reales importantes de los agregados monetarios que incorporan solamente operaciones en MN y UFV.

El considerable crecimiento de los componentes de M1 (billetes y monedas y depósitos vista en moneda nacional) en un 59%, así como del cuasi dinero en moneda nacional, frente a un incremento pequeño de los depósitos en moneda extranjera, dieron como resultado un cambio importante en la composición de los agregados monetarios. Por consiguiente, fue reducido el crecimiento de los agregados que incorporan depósitos en moneda extranjera.

2008
En el primer semestre del año la demanda por moneda nacional permitió importantes incrementos de los agregados monetarios M1 y M3; las tasas de crecimiento de estos fueron mayores a la de la emisión, no solamente se produjeron por los aumentos de esta variable sino también por los aumentos de los depósitos en moneda nacional debido al crecimiento de la economía y la sustitución en moneda extranjera por depósitos en moneda nacional. En el segundo semestre, las menores tasas de crecimiento de la emisión y la reversión parcial de la bolivianización de los depósitos, determinó una caída significativa de estos agregados. La emisión monetaria paso de un crecimiento de 66.8% a mitad del año a un 20.90% al cierre de gestión.

En el primer semestre del año la demanda por moneda nacional permitió importantes incrementos de los agregados monetarios M1 y M3; las tasas de crecimiento de estos fueron mayores a la de la emisión, no solamente se produjeron por los aumentos de esta variable sino también por los aumentos de los depósitos en moneda nacional debido al crecimiento de la economía y la sustitución en moneda extranjera por depósitos en moneda nacional. En el segundo semestre, las menores tasas de crecimiento de la emisión y la reversión parcial de la bolivianización de los depósitos, determinó una caída significativa de estos agregados, en el caso de M1 que pasó del 59% al 27% en el 2008.

2009
La menor tasa de crecimiento de billetes y monedas en poder del público (8% después de haber alcanzado hasta 69,8% en mayo 2008), estaría explicada por la baja inflación y principalmente por los cambios hacia una mayor preferencia por moneda nacional. En efecto, la tasa de crecimiento interanual de la emisión monetaria presenta una alta correlación con los cambios en la bolivianización que registró inflexiones, la primera en agosto 2008 debido a la incertidumbre originada en la crisis financiera internacional y la segunda en septiembre 2009 como resultado de las políticas adoptadas para preservar la bolivianización.

La tasa de crecimiento del agregado monetario que incluyen el circulante más los depósitos en MN (M1), mostraron un menor crecimiento en 14.7% a comparación del año anterior.

2010
Durante los últimos años la demanda de dinero ha crecido estimulada por un proceso de re-monetización muy fuerte que ha vivido el país. Este proceso de remonetización ha respondido al crecimiento importante del ingreso, a una tasa de interés baja, a una política de apreciación del boliviano, y a las políticas del BCB de desincentivo al uso de la moneda extranjera tanto como medio de transacción como de ahorro. La remonetización ha ayudado a mejorar los saldos en balanza de pagos, y a la acumulación de reservas internacionales (lo que a su vez ha contribuido a la política de revalorización del boliviano).

Los agregados monetarios, en especial M1, presentaron incrementos por encima del 20% respecto al año anterior, llegando a fines del 2010 a un 28%. Debido a la preferencia de la población por la moneda nacional.

2011
En 2011 los agregados monetarios tendieron a crecer por encima del 28% de la gestión anterior.





Multiplicadores monetarios
2005
A pesar del fuerte crecimiento de los agregados monetarios, los multiplicadores no siguieron esta tendencia. En efecto, el multiplicador m1 disminuyó levemente de 1,04 a 1,03. La disminución del multiplicador m1 se debió principalmente al incremento de la preferencia por circulante y por ahorro en MN con respecto a los depósitos a la vista en MN, que se expresaron en el incremento de los coeficientes “c” y “a” del multiplicador. En los últimos años, el multiplicador m1 ha mostrado una tendencia decreciente, atribuible a la mayor preferencia del público por liquidez y por ahorros en MN.

2006
Los multiplicadores monetarios m1 y m3, que corresponden a los agregados que incluyen únicamente depósitos en moneda nacional, se incrementaron durante 2006 en 0,9% y 7,9% respectivamente. El comportamiento del primer multiplicador refleja una menor preferencia del público por circulante con relación a depósitos vista (c) y menores reservas bancarias con relación a dichos depósitos (r).

2007
Por su parte, el multiplicador  m1 presentó incrementos. En el primer caso se registró un ligero crecimiento de 0,4% explicado por la caída de reservas bancarias con relación a los depósitos vista, producida por la mayor variación porcentual de estos últimos con relación a las primeras. por el efecto combinado de la mayor preferencia por cuasidinero en moneda nacional respecto del circulante en la misma moneda y de la reducción de las reservas bancarias.

2008
El multiplicador monetario m1 creció durante el 2008 en 2.1%, en line con el proceso de remonetización.

2009
Durante la gestión, todos los multiplicadores registraron caídas respecto a 2008 lo que produjo una menor creación secundaria de dinero,  explicadas principalmente por los coeficientes “r” y “r’ ”(que miden la relación reservas bancarias a depósitos). Estos coeficientes subieron no obstante el incremento importante de los depósitos debido a la fuerte acumulación de excedentes de encaje que las entidades financieras bancarias mantuvieron en el BCB.

2010-2011
El menor crecimiento de los agregados monetarios más amplios en relación al crecimiento de la base monetaria, se refleja también en la reducción del multiplicador monetario. Durante 2011 el multiplicador monetario continuó con su tendencia a la reducción.

  1. CONCLUSIONES
Nuestras conclusiones tendrán el fin de evaluar los resultados obtenidos en el trabajo de investigación. Realizaremos una evaluación de la relación entre variables monetarias y variables reales, donde veremos la tendencia del crecimiento de la oferta monetaria en relación al PIB y la inflación. Analizaremos también las posibles razones de porqué se dió un manejo discrecional de la oferta monetaria si Bolivia tuvo considerables ingresos en su economía. Además veremos la relaciones entre el PIB, el desempleo y la inflación.
Se puede observar que durante el periodo 2005 – 2011 ha existido una relación inversa entre el crecimiento del producto y la oferta monetaria. Entre los periodos 2005-2007 se observa una elevada oferta monetaria, al mismo tiempo que la economía crecía a tasas relativamente modestas. Luego de la crisis financiera en 2009, cuando el PIB bajo a un 3.4%; la producción retoma su crecimiento, esto debido a que la crisis no nos afectó en gran magnitud. Paso lo mismo con la oferta monetaria, primero se contrae y luego comienza a aumentar pero a un ritmo lento.
EVALUACIÓN DE RESULTADOS
Los resultados alcanzados con la aplicación de las metas de inflación se resumen en el siguiente cuadro:
Fuente: Elaboración propia con datos del BCB

            Fuente: Elaboración propia con datos del BCB

En el anterior cuadro se muestra el comportamiento que ha tenido la oferta monetaria con relación al PIB, en el periodo de los años 2005-2011.
Dado que el sector monetario puede influir de manera directa en el sector real de la economía, por lo menos en el corto plazo, su papel vuelve a ser importante especialmente en épocas de recesión económica cuando el crecimiento es lento y se esperaría una mayor participación del BCB para reactivar la demanda interna.
La gráfica nos muestra que entre los años 2005 y 2007, se aplicó una politica monetaria expansiva, ya que la oferta monetaria aumentó considerablemente hasta un 59% el 2007.
A partir del mismo año se nota que la politica monetaria aplicada fue contractiva ya que la oferta de dinero mostró un descenso en su crecimiento llegando el 2008 a un 27% y un 14% el 2009.
Ø  Evaluación de la relación entre variables monetarias y variables reales.
AÑO
PIB + π
OM
2005
9.01
45,0%
2006
9.65
44,7%
2007
16.2
59,0%
2008
18.6
27,0%
2009
3.7
14,7%
2010
11.3
28,0%
2011
12.1
-




Fuente: Elaboración propia con batos del BCB
La gráfica nos ayudará a poder comprender la recomendación de politica monetaria que nos da Milton Fridman, pues retoma la teoría cuantitativa del dinero con el fin de regular la variación de precios M*V=P*Y donde P=( V / Y ) f (OM), en este sentido M.Friedman dice que puede ser contraproducente que dependa de la cantidad de dinero, y que el tiempo que tarda en influir una variación de OM en los precios no se puede prevenir.
Entonces la recomendación de politica monetaria que da es que la OM(oferta monetaria) deberá crecer a una tasa constante, (M+V=P+Y)deben ser constantes, suponiendo que la economia es estable sigifica que V(velocidad de circulación del dinero) es constante, por lo tanto V=0. De donde obtenemos la relación OM = P + Y (la masa monetaria debe crecer al ritmo que crece PIB + inflación; juntos) no debe existir un manejo discrecional de la oferta monetaria.  Para Fridman la inflación es un problema monetario que debe ser controlado.
Analizando la gráfica notamos que ha existido un manejo discrecional de la oferta monetaria hasta el año 2007, ya que la OM creció más a comparación del crecimiento de la suma del PIB y la inflación. A partir de la gestion 2008, la oferta monetaria se ha contraido, pues la gráfica nos muestra ahora que la OM parecería estar creciendo al mismo ritmo que la suma del PIB + inflacion; en términos porcentuales. Pero aún la brecha sigue siendo significativa esto se observa a partir del 2010.
Cabe indicar que antes del año 2008, se dió un manejo discrecional de la oferta monetaria.
Ø  ¿Porqué se dió este manejo discrecional de la oferta monetaria si Bolivia tuvo considerables ingresos en su economía?
Una de las razones prodría ser que ante un importante incremento en los ingresos le ha sido seguido el incremento en los gastos, los que han alcanzado también el mayor nivel registrado en los últimos años. El 2010 los gastos han representado 2.23 veces los egresos del 2005.
El incremento en el gasto ha estado concentrado en el gasto corriente, que ha crecido en 13.3 por ciento para el 2010, mientras que el gasto de capital se ha contraído en 10.6 por ciento para el mismo año. Este incremento del gasto corriente tuvo su origen en la adquisición de bienes y servicios, que se incrementó en 26 por ciento en relación al 2009 (con una incidencia sobre el incremento del gasto corriente del 74.5 por ciento), y al incremento en servicios personales, cuyo incremento fue del 6.4 por ciento (con una incidencia del 16.2 por ciento del gasto corriente).
El importante incremento en los ingresos del sector público ha podido sostener un patrón de fuerte incremento en los gastos públicos. Queda la duda de: i) Cómo podrían acomodarse estos elevados gastos ante una eventual reducción en los ingresos, ii) Si el incremento en los gastos seguirá la tendencia al crecimiento o podrá reducir su tasa de crecimiento y acomodarse a un nivel de crecimiento más moderado.
  • Veamos el balance fiscal:
Por quinto año consecutivo las finanzas públicas del país registraron superávit fiscal, que alcanzó 2% del PIB, mostrando una vez más la sostenibilidad de las finanzas públicas y la estabilidad macroeconómica. El balance fiscal positivo obedece a la política de ingresos que viene implementando desde 2006 el Gobierno de Evo Morales Ayma y a las medidas de austeridad en el gasto.
      Fuente: Elaboración propia con batos del BCB
  • Los ingresos del SPNF:
Registraron un incremento en su nivel alcanzando Bs. 60.957,0 millones en 2010, gracias a las recaudaciones tributarias que superaron las recaudaciones establecidas en el Presupuesto General del Estado 2010 logrando un nuevo récord de Bs. 30.878,6 millones, la recuperación de las ventas hidrocarburíferas en el mercado externo y al incremento en los ingresos operacionales de empresas públicas.
  • Los gastos del SPNF:
Por su parte también se incrementaron, debido al ascenso en gastos de bienes y servicios asociados a actividades de mayoreo de empresas públicas, al incremento salarial, la creación de ítems en educación y salud, y el menor gasto de capital atribuido a la baja ejecución por parte de gobernaciones y municipios.


INGRESOS DEL SECTOR PÚBLICO NO FINANCIERO (en millones de Bs.)

2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
INGRESOS TOTALES

24.368
35.860
44.930
58.394
54.824
60.957
75.615
INGRESOS CORRIENTES

22.650
34.122
43.197
56.858
53.374
59.392
59.418
INGRESOS DE CAPITAL

1.718
1.738
1.732
1.537
1.450
1.565



GASTOS DEL SECTOR PÚBLICO NO FINANCIERO (en millones de Bs.)

2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
GASTOS TOTALES

26.088
31728
43144
54478
54715
58241
74233
GASTOS CORRIENTES

18256
22158
30103
39236
39077
44268

GASTOS DE CAPITAL

7833
9569
13041
15242
15638
13973



                               Fuente: Datos del BCB
Fuente: Datos del BCB

En el más largo plazo, el importante incremento en el gasto, que ha absorbido gran parte de los mayores ingresos, genera inquietud sobre: i) la vulnerabilidad del sector público ante caídas en el valor de las exportaciones (la experiencia del 2009 muestra que en una situación de ingresos decrecientes, los gastos tienden a seguir creciendo), y ii) la posibilidad de expandir la inversión pública en la magnitud que se requiere para compensar la caída en la inversión privada, y en la magnitud que ha sido anunciada por el gobierno. Un impulso importante a la inversión generará déficits crecientes en el sector público, que sólo podrán ser parcialmente cubiertos por el ahorro financiero que ha generado el gobierno en estos años o por créditos provenientes del Banco Central de Bolivia.

El año 2010 se ha alcanzado el nivel más alto de ingresos fiscales en la historia económica reciente, inclusive mayores a los obtenidos en el año 2008. Hay que resaltar el hecho de que los ingresos fiscales se han incrementado fuertemente a partir del año 2006, representando el
2010 2.5 veces los ingresos obtenidos el 2005.

El incremento de los ingresos del SPNF para el 2010 ha provenido principalmente por:

ü  El incremento de los ingresos tributarios (aumento de la renta interna en Bs.3, 313 mill.).
ü  Le sigue en importancia el incremento en la venta de productos de otras empresas estatales (diferentes a hidrocarburos) que alcanza a Bs. 1,130 millones.
ü  La venta de hidrocarburos, que se incrementó en Bs. 1,067 millones.
ü   Es interesante notar también que los impuestos a los hidrocarburos (que en los estados del SPNF se refieren a los impuestos que provienen de las empresas privadas) cayeron en relación a los impuestos recaudados el 2009.

Al importante incremento en los ingresos le ha sido seguido el incremento en los gastos, los que han alcanzado también el mayor nivel registrado en los últimos años. El 2010 los gastos han representado 2.23 veces los egresos del 2005.

El incremento en el gasto el 2010 ha estado concentrado en el gasto corriente, que ha crecido en 13.3 por ciento, mientras que el gasto de capital se ha contraído en 10.6 por ciento.

Este incremento del gasto corriente tuvo su origen en:
ü  La adquisición de bienes y servicios, que se incrementó en 26 por ciento en relación al 2009 (con una incidencia sobre el incremento del gasto corriente del 74.5 por ciento), y en menor medida al incremento en servicios personales, cuyo incremento fue del 6.4 por ciento (con una incidencia del 16.2 por ciento del gasto corriente).

Es interesante notar que en el año 2009, cuando por efecto de la reducción de los precios internacionales de nuestras exportaciones, los ingresos totales cayeron (6.11 por ciento), los egresos totales continuaron creciendo, aún cuando a tasas más moderadas (0.43 por ciento).
Si vemos la evolución del ingreso corriente y el gasto corriente en la última década podemos notar el importante crecimiento de los ingresos a partir del año 2006. Para el 2010 los ingresos corrientes eran 2.62 veces los ingresos corrientes obtenidos en el 2005. Los egresos corrientes también siguieron un patrón de crecimiento muy fuerte. Para el 2010 estos representaron 2.42 veces los egresos del 2005.

El incremento acumulado del ingreso total entre el 2005 y el 2010 ha sido de Bs. 133,124.4 millones. De este monto recursos el 62.7 por ciento ha ido a un mayor gasto corriente, el 21.3 por ciento ha ido a un mayor gasto de capital, y el 16 por ciento a un mayor superávit fiscal.

Del incremento en el gasto corriente el 70.2 por ciento ha ido a:

ü  La adquisición de bienes y servicios, el 20.6 por ciento
ü  Al incremento de servicios personales, el 10.6 por ciento a transferencias corrientes
ü  Transferencias condicionadas en efectivo ( bono Juancito Pinto, Renta Dignidad, Bono Juana Azurduy )
ü  Gasto Social de la Administración Central
ü  Un 1 por ciento a otros egresos.
ü  El pago de los intereses de deuda se redujo, liberando recursos para los demás gastos.

Llama la atención que habiendo obtenido un superávit, teniendo un financiamiento neto positivo, y teniendo cuantiosos recursos depositados en el BCB, el SPNF haya recurrido a colocar deuda emitiendo títulos, recursos que finalmente terminan incrementando sus depósitos en el BCB.

                Fuente: Datos del BCB
Con todo, el tesoro tiene una posición frágil, dado el pequeño superávit que ha logrado. Este pequeño superávit contrasta con el importante superávit logrado el 2008 (que fue también un año con un entorno económico favorable), y refleja el importante incremento del gasto del sector público central. Hay que señalar adicionalmente que parte del superávit se genera en una contención de los gastos de capital. Si el gobierno desea incrementar las inversiones del gobierno central, como es su deseo, requiere utilizar los recursos que ha acumulado en el BCB o encontrar nuevas fuentes de financiamiento.

Dada la situación podemos observar que hubo un importante incremento del gasto público en especial debido a incrementos en gastos corrientes y no tanto así de gastos de capital. Tal situación muestra que el Gobierno hizo estos gastos para cumplir si bien objetivos económicos, planteados en su modelo de desarrollo, pero también parecería que fue por cumplir objetivos políticos, en el sentido de ganar poder político.

El ascenso en gastos de bienes y servicios asociados a actividades de mayoreo de empresas públicas, al incremento salarial, la creación de ítems en educación, salud, deportes, y el menor gasto de capital atribuido a la baja ejecución por parte de gobernaciones y municipios. Podrían se una explicación al incremento de la oferta monetaria, en el sentido de que hubo gran liquidez en la economía, se manejó mucho dinero.

Ø  Relaciones entre el PIB, el desempleo y la inflación.
VARIABLE
2005
2006
2007
2008
2009
2010
2011
PIB
4,1%
4,7%
4,5%
6.8%
3,4%
4,1%
5,2%
Inflación

desempleo
4,91%

9,2%
4,95%

8,0%
11,7%

7,8%
11.8%

7.5%
0.3%

8.5%
7,2%

6,55%
6,9%
5,5%






                        Fuente: Elaboración propia con batos del BCB
La política monetaria sea expansiva o contractiva; producirá variaciones en la oferta monetaria, que a su vez provocarán cambios en el tipo de interés del mercado para favorecer la inversión privada o desincentivándola si así se desea y consecuentemente habrán efectos sobre el nivel de producción y empleo.

Este tipo de políticas que producen efectos sobre el nivel de producción y empleo, pueden ser positivos o negativos, todo dependerá del manejo adecuado y no discrecional de la oferta monetaria en la economía.

En un análisis de la situación de nuestro país, en cuanto a la relación entre el PIB, desempleo y la inflación, se puede indicar que no se ha logrado una estabilidad de precios, sólo en los dos últimos años, la inflación se mantiene entre 7% y 6.9%. Los resultados alcanzados en términos de crecimiento del PIB han crecido de forma modesta y en términos de reducción de la pobreza se ha tenido un significante resultado, al respecto se observa que la tasa de desempleo ha disminuido por debajo del 6% y que en términos de crecimiento del PIB ha contribuido a reducir el desempleo.


  1. BIBLIOGRAFÍA

Ø  BANCO CENTRAL DE BOLIVIA
POLÍTICA MONETARIA
MEMORIAS DEL BANCO CENTRAL DE BOLIVIA; 2005 – 2011

Ø  FUNDACIÓN MILENIO
INFORME DE MILENIO SOBRE LA ECONOMÍA

Ø  INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (INE)
INDICADORES ECONÓMICOS

Ø  MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS PÚBLICAS
MEMORIAS DE LA ECONOMÍA BOLIVIANA























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada